Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Destacadas

Encuesta revela que el 85 % de las Mipymes operan en la informalidad

RDÉ DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Según la Encuesta Nacional de las Mipymes 2022-2023, realizada por el Banco Central y el Ministerio de Industria y Comercio, el 85 % de las 404,034 micro, pequeñas y medianas empresas en República Dominicana operan desde la informalidad.

No obstante, tanto las empresas formales como las informales generan más de tres millones de empleos, representando el 61.6 % del total de ocupados a nivel nacional.

Distribución geográfica y actividades económicas

De estos empleos, el 36.0 % se encuentran en el Gran Santo Domingo y la región norte, el 16.3 % en el sur y el 11.7 % en el este del país.

Las principales actividades económicas de estas mipymes son el comercio, suministro de alimentos, bebidas y alojamientos de pequeña escala, así como otras actividades de servicios. En Santiago, Puerto Plata y La Vega, el comercio predomina con el 49.9 %, 51.9 % y 55.1 %, respectivamente.

Los suministros de alimentos, bebidas y alojamientos representan el 17.8 %, 20.1 % y 15.6 %, respectivamente, y las actividades de otros servicios equivalen a un 19.9 % en Santiago, 18.6 % en Puerto Plata y 18.4 % en La Vega.

El estudio destaca que uno de los principales obstáculos para estas empresas es la alta tasa de informalidad, que asciende al 85.2 %.

Esta situación expone a los trabajadores a condiciones de vulnerabilidad e inestabilidad laboral, al no contar con la protección de la seguridad social, mejores salarios y otros derechos que conlleva la formalización.

Además, la informalidad mitiga el crecimiento del crédito en el sistema financiero regulado, impacta negativamente la producción nacional al restringir el apalancamiento financiero para inversiones y reduce el potencial de recaudación fiscal.

Acceso al financiamiento

El acceso al financiamiento formal es una barrera crítica para las Mipymes. Apenas el 34.5 % logró obtener préstamos en el año 2022, principalmente de la banca múltiple.

Estos créditos se destinan mayormente a capital de trabajo y pago de deudas, en lugar de inversiones productivas para el crecimiento y expansión de los negocios. El 65.5 % restante no accedió al crédito debido a problemas de liquidez, viéndose obligados a recurrir al sobreendeudamiento informal con altos costos.

A pesar de estos desafíos, la gran mayoría de emprendedores Mipymes (95.5 %) tiene expectativas positivas de continuidad y expansión de sus negocios, manifestando disposición a endeudarse formalmente (95.4 %) y a priorizar dichos recursos hacia inversiones que impulsen su productividad y escalamiento.

El informe también destaca la necesidad de asistencia técnica en el sector, ya que el 68.6 % expresó la necesidad de recibir formación y asesoría relacionada con su actividad económica. Finalmente, la encuesta indica que solo el 14.8 % de las Mipymes están formalizadas.

Sobre la Firma

Más Información