Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
julio 14, 2024
USD Compra
RD$57.75
USD Venta
RD$59.6
EUR Compra
RD$62.85
EUR Venta
RD$66.45

Destacadas

Para el BID la reforma fiscal debe hacer más eficientes las recaudaciones; en septiembre presentarán informe

RDÉ DIGITAL, SANTO DOMINGO.– Una eventual reforma fiscal en la República Dominicana debe contemplar la necesidad de una profunda revisión de las exenciones fiscales y las adaptaciones necesarias para hacer más eficientes las recaudaciones.

Así lo considera la representante en el país del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Katharina Falkner.

Dijo que el BID sostiene que hay que pensar en una reforma fiscal, y que hay que ver cómo se puede reducir ese déficit para controlar los pagos de interés asociados con las deudas, “ese es un tema importante”.

Al participar en la Entrevista Especial elCaribe-CDN, Falkner manifestó que, a propósito de las discusiones en torno a una eventual reforma tributaria, informó que en septiembre de este año será presentado un informe-diagnóstico con las recomendaciones de lugar sobre la situación económica, social y de sostenibilidad del país.

“Esto no significa que no estamos en conversación continua con todos estos actores importantes y el tema de la reforma fiscal es un tema hoy día muy importante para la República Dominicana”, destacó.

Tras señalar que la presión tributaria del país es una de la más bajas de toda la región, ronda el 14 % del PIB, resaltó que con estas recaudaciones queda poco margen para proveer a la población de los servicios básicos que necesita.

“Hay un dato que llama mucho la atención de nuestros expertos y es la exención al ITBIS. Cuando uno ve quiénes son los beneficiarios de esta exención, lo que uno aprende es que el 50 % de estos beneficios va al grupo más rico del país, no a las personas que realmente los necesitan”, sostuvo.

Calificó de “desafío importante” las recaudaciones en el país, al tiempo de señalar que técnicos del BID han identificado dos factores principales como el incumplimiento, entre las que están personas que deberían pagar impuestos y no lo hacen; y el otro es las exenciones. Estos son realmente los dos factores que de una manera no han permitido que estas recaudaciones sean más altas”, dijo.

Informes de costos-beneficios

Entonces, consideró oportuno que, como país, se haga una proyección de hacia dónde y cómo quiere seguir creciendo la República Dominicana.

La especialista en temas económicos propone que estas decisiones deben ir acompañadas de la actualización periódica de informes de costos beneficios de los regímenes de incentivos que se entregaron años atrás a sectores determinados.

La pregunta que debe primar es si realmente estos sectores siguen necesitando de esos incentivos y si están en consonancia con la proyección planteada como nación, agregó. A su vez recomendó que este trabajo se desarrolle en mesas abiertas.

“Es algo que está pasando en muchos países, si vamos a un país como Chile, este está apostando al litio, eso conlleva toda una política pública de cómo lo vas abordar, si aquí estamos hablando de semiconductores por allí se necesitan unos incentivos”, resaltó.

“En la opinión de nuestros expertos, estos son los tipos de temas que sí o sí hay que abordar. Obviamente, hay otros temas de política económica que se tienen que debatir en foros más amplios”, indicó la ejecutiva del BID.

La apuesta a la digitalización

En cuanto al incumplimiento en las recaudaciones, la representante del BID sostuvo que la solución al problema es en un 80 por ciento técnica, puesto que con la facturación electrónica y la digitalización de los procesos es la manera como los países hoy día han avanzado en ese sentido.

“Si uno mira el sistema impositivo, se da cuenta que es sumamente complejo, con muchas exenciones. Hacer la fiscalización y saber quién paga o no paga es sumamente complejo, entonces la recomendación al país que hemos hecho por varios años es simplificar para que se pueda fiscalizar, y el otro tema es digitalizar”, planteó la experta.

En esa dirección, ponderó el impacto de la implementación de la facturación electrónica, programa que se lleva a cabo con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.

República Dominicana: una señal de esperanza para la región

Entre las preguntas a Katharina Falkner figuró ¿cómo el BID pondera el desarrollo de la República Dominicana en comparación con la región en materia de sostenibilidad, crecimiento económico, seguridad y gobernabilidad?

Con énfasis en el crecimiento económico, manifestó que “la República Dominicana para la comunidad internacional es una señal de esperanza, una señal positiva. Tenemos un crecimiento sumamente impactante y esto ha llevado muchos avances tanto económicos como sociales en el país” enfatizó.

Sin embargo, consideró que aspectos relacionados con la seguridad y la violencia son temas que mueven a preocupación. No obstante, precisó que, si se hace un análisis regional, hay países que tienen estadísticas más preocupantes, pero, aclaro, que esto no minimiza la apremiante necesidad de abordarlos.

Otro desafío para el país es el ambiental y su estrecha relación con el cambio climático. “República Dominicana es uno de los países más vulnerables. Nuestros estudios están diciendo que hoy día la República Dominicana pierde dos por ciento del PIB por temas de cambio climático y si no se toman las medidas este porcentaje en siete a ocho años podría llegar a un 5 o 6 por ciento”, advirtió.

De ahí la importancia de seguir invirtiendo en la sostenibilidad, la biodiversidad y asegurar las medidas correctas para el país, añadió.

El Banco Interamericano de Desarrollo ofrece acompañamiento en 24 proyectos impulsados por el sector público. Sus operaciones en el país representan un aporte en financiamiento de US$2,053.5 millones.
En este renglón, se destaca el Programa de Gestión Integral y Sostenible de Residuos Sólidos en el Gran Santo Domingo. El cierre técnico de Duquesa, considerado el vertedero a cielo abierto más grande de la región, se lleva a cabo gracias al financiamiento de US$110 millones (BID US$ 45 millones, JICA US$ 45 millones y AECID US$ 20 millones).

Según informó la titular del BID en el país, la primera de las cinco fases en que se dividieron los trabajos se entregará de enero a febrero del próximo año. Abarca la construcción de canchas deportivas y esperan realizar la primera carrera de cinco kilómetros en este espacio.

Figuran en su lista de proyectos financiados, el Programa Integral de Desarrollo Turístico y Urbano de la Ciudad Colonial de Santo Domingo por US$ 90 millones BID + US$ 3.8 millones Unión Europea.
Otros programas con el sello del BID son la Rehabilitación y Ampliación del Puerto de Manzanillo por US$100 millones, el Saneamiento Universal de Ciudades Turísticas y Costeras (Boca Chica) con un total US$ 140 millones (BID US$80 millones + Corea US$ 60 millones)

También se ofrecieron facilidades crediticias para el Programa de Eficiencia Energética por un total de US$ 75 millones (BID US$39 millones y US$ 36 JICA y para el programa de Expansión de Redes Eléctricas por US$ 155 millones. Entre sus contribuciones, figuran 42 cooperaciones técnicas por US$14 millones.
Con miras a fortalecer el sector privado de República Dominicana, el BID realiza operaciones a través de BID Invest por US$ 393.8 millón. También destaca el apoyo significativo del BID Invest a iniciativas en áreas como energía renovable y mipymes lideradas por mujeres.

BID evalúa impacto en la calidad de vida

El Banco Interamericano de Desarrollo trabaja en estrecha colaboración con las autoridades para abordar prioridades clave como el cambio climático, impulsar el crecimiento sostenible y reducir la pobreza y la desigualdad.

“Somos un banco, pero somos un banco de desarrollo y nosotros no financiamos gastos, financiamos resultados e impacto. Al final, el impacto es mejorar la vida de las personas y ese es nuestro objetivo”, manifestó Miguel Baruzze, jefe de Operaciones del organismo.

El Grupo BID es la principal fuente de financiamiento para el desarrollo en América Latina y el Caribe. Desde 1959, el Grupo BID ha respaldado el desarrollo económico y social de la República Dominicana, ha facilitado financiamiento, atrajo inversiones y brindó asistencia técnica y donaciones. Actualmente, la organización amplía su trabajo al fortalecer el sector privado con BID Invest y con el ofrecimiento de soluciones innovadoras con BID Lab.

Acompañaron a la representante del BID, el jefe de Operaciones del organismo, Miguel Baruzze, y el economista Juan Carlos López.

Sobre la Firma

Más Información