Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Destacadas

RD retrocede en el Índice de Transición Energética, según el Foro Económico Mundial

RDÉ DIGITAL, SANTO DOMINGO.- En el año 2024, la República Dominicana experimentó un retroceso significativo en su desempeño en el Índice de Transición Energética (ETI), una herramienta analítica del Foro Económico Mundial que evalúa y compara el progreso de los países hacia un sistema energético sostenible.

Según los datos recopilados, el país ocupó la posición 97 de 120 países analizados, marcando un descenso de seis puntos porcentuales en comparación con el año anterior.

Durante el año anterior, en 2023, la República Dominicana se había ubicado en la posición 88 con una puntuación de 50.7, registrando su mejor posición en los últimos nueve años. Sin embargo, en el transcurso de este último año, el índice ha mantenido variaciones ligeras, oscilando entre 47.3 en 2015 y 50.1 en 2024.

El desempeño de la República Dominicana en el ETI 2024 la sitúa 5.1 puntos porcentuales por debajo del promedio alcanzado en América Latina y el Caribe, cuyo ETI se situó en 55.2.

Este dato refleja el crecimiento más lento en términos de transición energética que ha experimentado la región, con un crecimiento apenas del 3 % en la última década.

El Foro Económico Mundial ha destacado que, a pesar de liderar en la dimensión de sostenibilidad gracias a su dependencia en la energía hidroeléctrica y las expansiones en energía solar y eólica, la región ha sufrido una disminución del 70 % en la inversión en renovables durante el mismo período.

En el análisis del ETI también resaltan preocupaciones en áreas clave como educación, capital humano e innovación. En la última década, se ha observado una disminución del 5 % en educación y del 9 % en capital humano, así como un entorno de innovación que ha experimentado una reducción significativa.

Uno de los mayores retrocesos se ha dado en la infraestructura, con una caída de 21.3 puntos porcentuales, reflejando posibles dificultades en el mantenimiento y desarrollo de las redes y sistemas energéticos necesarios para una transición eficiente y sostenible.

Asimismo, la seguridad energética también ha sufrido un notable retroceso, indicando una mayor vulnerabilidad en la provisión y fiabilidad del suministro energético en el país. La equidad energética se redujo ligeramente, mientras que aspectos como regulación, compromiso político, educación y capital humano mostraron mejoras.

En resumen, la República Dominicana enfrenta desafíos importantes en su transición hacia un sistema energético sostenible, destacando la necesidad de abordar aspectos clave como la inversión en renovables, la infraestructura energética y la seguridad del suministro para mejorar su posición en el ETI y contribuir al desarrollo sostenible a nivel regional.

Sobre la Firma

Más Información