Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
julio 14, 2024
USD Compra
RD$57.75
USD Venta
RD$59.6
EUR Compra
RD$62.85
EUR Venta
RD$66.45

Destacadas

Ballenas jorobadas atraen casi 62 mil visitantes a Bahía de Samaná

RDÉ DIGITAL, SANTO DOMINGO.- La Bahía de Samaná, al noroeste del país, se convierte en un santuario natural para cientos de ballenas jorobadas cada año. Aunque los primeros avistamientos suelen comenzar en noviembre, la temporada oficial de observación va de enero a marzo.

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Mimarena), durante el primer trimestre de 2024, más de 61,558 personas visitaron los santuarios marinos de Banco de la Plata y Banco de la Navidad. De este total, 20,891 fueron dominicanos y 40,667 extranjeros, motivados principalmente por la oportunidad de avistar ballenas jorobadas.

La observación de estos mamíferos marinos no solo es una experiencia fascinante para los turistas, sino que también representa una de las principales fuentes de ingresos para la región, según Kim Beddall, experta guía de observación de ballenas y propietaria de Whale Samaná. Beddall destacó que muchas empresas locales de turismo marítimo dependen en gran medida de estas visitas anuales.

Actualmente, se otorgan un máximo de 43 permisos a unas 27 empresas y 17 operadores individuales para la observación de ballenas en la Bahía de Samaná y sus alrededores. Además, en Banco de la Plata se han concedido tres permisos a tres empresas específicas para este fin. Los visitantes pagan en promedio RD$250 por esta experiencia, lo que se traduce en ingresos que este año se estiman superarán los RD$15 millones.

Para garantizar la seguridad y el cumplimiento de normativas ambientales, todas las embarcaciones autorizadas deben pasar una inspección rigurosa realizada por oficiales de la Marina Militar y expertos del Ministerio de Medio Ambiente. Estas medidas incluyen verificar la integridad del casco de la embarcación, la radio VHF y otras medidas de seguridad a bordo.

Las embarcaciones autorizadas reciben una bandera distintiva que las identifica como operadores oficiales de observación de ballenas. Las tarifas de permisos recaudadas se utilizan para financiar la administración y operación del sistema de gestión conjunto, que requiere supervisión y vigilancia continua por parte de inspectores y observadores designados por el gobierno.

En cuanto al impacto del turismo de cruceros en la zona, República Dominicana ha experimentado un notable aumento en el número de pasajeros que llegan en cruceros. En 2023, se reportó la llegada de 2,258,941 pasajeros en embarcaciones de crucero, lo que representa un aumento significativo desde 2019.

El puerto Duarte en Arroyo Barril, con una inversión de US$68 millones, se está desarrollando como una terminal de cruceros bajo una alianza público-privada, con la expectativa de recibir aproximadamente 300,000 cruceristas en su primer año de operación en 2025. Además, la terminal turística y de cruceros Samaná Bayport, ubicada en el malecón de Santa Bárbara, está en fase de construcción y se espera que reciba sus primeros cruceros a partir del 7 de noviembre de 2024.

Sin embargo, este desarrollo no está exento de desafíos. El aumento de cruceros y yates en la zona de reproducción de las ballenas podría tener impactos negativos, como colisiones, contaminación por desechos o combustibles, y la interferencia acústica que afecta a las crías de ballenas.

Sobre la Firma

Más Información