Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
junio 16, 2024
Gasolina Premium
RD$293.10
Gasoil Óptimo
RD$239.10
Gasolina Regular
RD$274.50
Gasoil Regular
RD$221.60
Kerosene
RD$244.50
Gas Licuado (GLP)
RD$132.60
Gas Natural (GNV)
RD$43.97
Avtur
RD$213.66

Cultura

Cine y arquitectura; la teoría

La práctica cinematográfica, conjuntamente con la reflexión que implica la experiencia del arte cinematográfico, implica siempre una relación entre el lenguaje y el fenómeno. En tal sentido, la arquitectura y el cine guardan una estrecha relación, por cuanto el cine histórico y el cine del presente logran sus resultados, conociéndose a través del espacio arquitectónico, el espacio de la ciudad y el arte de caminar y transportar objetos que pide la práctica interna y externa del cine.

A lo largo de la historia de la reflexión cinematográfica, el cine ha estado ligado a la ciudad y a todo entorno socializado también por el cuerpo, el ambiente y la ciudad. Desde la historia misma del fenómeno cinematográfico, el cine ha cobrado un gran valor, las construcciones arquitectónicas, mecánicas, viales y técnicas, en general, han ocupado un lugar importante.

Puesto que el cine trabaja en el «afuera» de la representación y en el «adentro» de la representación, por eso se conceptualiza mediante los términos interior y exterior para designar el espacio. El rodaje impone esta determinación, de ahí la definición del rodaje en interior -día o exterior- noche, y los derivados de cambios en cuanto a la localización, al aspecto contextual de la historia marcada en el guion.

La arquitectura y el cine involucran un estado del espacio-tiempo donde se sitúa la historia, urbe y espacio que no puede ni debe faltar en una puesta en escena. El signo material y el signo temporal establece la lógica de todo relato cinematográfico, tal como sucede en la agrandes películas famosas del cine.

La relación cine y arquitectura se expresa en películas tan importantes como:

  • Iván el terrible
  • El acorazado Potemkin, director ruso S.M Eisenstein
  • Ciudadano Kane y El proceso de Orson Welles
  • Ladrón de bicicletas, Vittorio de Sica
  • La tierra tiembla y Muerte en Venecia, Luchino Visconti
  • Noosferatu, Murnow
  • Ocho y medio y Amarcord, Federico Fellini
  • Teorema y El evangelio según San Mateo, Pier Paolo Pasolini
  • Apocalipsis Now
  • El padrino, I, II, III. Francis Ford Coppola
  • Vivir y El trono ensangrentado, Akira Kurosawa

La ciudad, aparte de los personajes que involucran esas películas, es un personaje soporte de dichas películas, pues esa relación, cine, urbanismo y arquitectura constituyen el soporte de una producción cinematográfica estándar.

En efecto, la relación arquitectura y cine, se expresa a partir de una retórica del código cinematográfico utilizando en el film figuras y tropos para expresar o demandar un blanco, una secuencia, un parte, un acto y otro tipo de mecanismo figural y de tensidad temporal qué explica el fenómeno “Sentido en el cine”;

Así las cosas existe un posicionamiento qué expresa la relación ciudad y sujeto, como las instancias de lo arquitectónico y lo propiamente cinematográfico.

Ciudad cine

La ciudad-cine se expresa mediante un código-guión que involucra la estructura del film  y de toda historia narrativa, de la estructura del espacio urbanístico-arquitectónico reconocido y estudiado por una semiótica de la ciudad, con, o, a través de sus cuerpos, caminatas, corridas, colores, ruidos, accidentes, signos del espacio aéreo, diversas antropologías del caminar, metáforas del caminante, accidentes direccionales, el trasiego vehicular, el ritmo del caminar y los focos humanos de la ciudad qué aparecen filmados en producciones cinematográficas o audiovisuales, lo que conduce a una relación híbrida que enriquece indudablemente las partes integrantes de una producción cinematográfica.

Películas y recomendaciones de lectura:

  • El Yankee
  • Sepultado
  • Birdman
  • Othello, Orson Welles
  • La poética del barrio
  • Cine y arquitectura
  • Y otros.

Sobre la Firma

Más Información